lunes, 24 de junio de 2013

Especial Nocturna de Carmona

Cambio de Marcha como símbolo de unión y superación
Una vez más, Cambio de Marcha cumple con su cita deportiva con el mejor fin posible: Aportar a chicos, que anteriormente presentaban problemas en la sociedad, una alternativa saludable de relacionarse, para así desarrollar un estilo de vida lleno de ganas de superarse a sí mismos, con esfuerzo y deportividad.

Esta vez, nuestro Club participó en la Nocturna de Carmona, prueba en la que debutamos como institución deportiva, y en la que además, fuimos uno de los clubes con mayor representación de deportistas, siendo especialmente destacable que muchos de nuestros corredores y corredoras tienen como único elemento en común el interés por el deporte, ayudando a nuestros menores y jóvenes que normalicen la actividad deportiva alejada de los centros de internamiento, interiorizando el deporte en su vida cotidiana.

Adultos y menores del Club, listos para empezar
En esta edición, Francis Marín volvió a demostrar sus cualidades, finalizando la prueba de 7 kilómetros en poco más de 23 minutos, situándose en la clasificación general en el novenos puesto y sexto en su categoría. Entre las féminas, que aumentan su representación en cada prueba, María Araujo fue la primera en finalizar la prueba con 38 minutos y 16 segundos.

Francis, desde el inicio en los puestos de cabeza
Una vez más, nuestros menores dieron muestras de un magnífico comportamiento y rendimiento en una multitudinaria prueba, disfrutando del ambiente y del recorrido en todo momento.

Menores de Cambio de Marcha, demostrando el interés por el deporte
Para algunos de nuestros deportistas, como es el caso de Antonio Toranzo y Elena Jaén, la prueba tenía un especial siginificado, pues corrieron por sus calles, pues Carmona es su localidad de origen.

Antonio Toranzo, corriendo en casa
Por eso mismo, nuestro compañero Antonio, nos ha aportado su particular crónica de la prueba, cargada de simbolismos y significados para él:

Sicvt Lvcifer lvcet in Aurora, ita in Vandalia Carmona.
Normalmente cuando algo que nos gusta se termina solemos apenarnos, pero en el caso de la temporada de carreras de atletismo me ocurre algo distinto. Más bien me pongo nervioso o tenso. No es que me cueste dormir y esas cosas, pero sí me invade una mezcla de nerviosismo y alegría cuando se acerca la segunda semana de junio. Y es que coincide el final de la temporada con la competición local: “Carrera Solidaria de Carmona”. Es curioso porque cuando uno corre en casa, ya conoce el recorrido de memoria y por algunas partes has pasado millones de veces. Es tú terreno, aquí eres el “jefe”, pero sientes más intenso ese cosquilleo en la barriga antes de empezar y te esfuerzas todo lo que puedes en no hacer un mal tiempo. Te alegra ver caras conocidas durante el recorrido e imaginas que otras personas pensarán al verte pasar: ¿Para esto está el loco este siempre corriendo?...
Esta carrera es una de mis favoritas y no sólo porque se haga en mi pueblo. Es una carrera rápida pero dura, con muchos participantes y unos paisajes espectaculares. Además este año, aunque con poca ayuda de los organizadores, hemos contado con una gran participación del Club, convirtiéndose en un gran evento para nosotros. La salida como siempre tuvo lugar en la caseta municipal y empezamos subiendo el Real de la Feria. Algunos de nuestros chavales empezaron muy fuerte, colocándose en la cabeza de la carrera, pero pagaron la inexperiencia y tuvieron que bajar un poco la marcha a medida que avanzaba la carrera. En la calle San Antón fuimos estableciendo cada uno nuestras posiciones. La cabeza me tentó a la altura de la bodega Fernández a pararme y tomarme una caña y unos caracoles, pero estaba ultramotivado y seguí corriendo. En la calle Real empezamos a descender, la bajada es considerable y más que una carrera popular parecen los San Fermines. Los corredores llegan fuertes, la calle es estrecha y vamos todos juntos en estampida, con lo que a veces cuesta respirar y no hemos hecho nada más que empezar. Pasamos por el Paseo del Estatuto y por la calle San Francisco, buscando “La Sebastiana” una vez ahí ingresamos de nuevo a la Feria. Ahora empieza la segunda vuelta. Nuestro presidente sigue en la primeras posiciones de la prueba. Lo demás hacemos lo que podemos: David va marcando un buen ritmo, Mancera (como también juega en casa) continua dándolo todo, Javi Moreno y Carlos son unos valientes con las “barefoot” en suelo empedrado, las chicas siguen dándole caña, a Elena le costaba pero como es una campeona sigue y no se para, Chema va disfrutando, Sergio a ritmo militar y a mi empieza ya a pesarme el culo. Gracias Javi Lopez por aguantar el tirón conmigo y animarme. Cuando llegamos por segunda vez al Paseo del Estatuto nos encontramos con la sorpresa de que hay que subir al centro. Esta es la parte más bonita del recorrido pero también la más complicada. Adentrándonos por el segundo arco de la Puerta Sevilla ya se nota el adoquín en las piernas. Corremos pisando encima de un antiguo templo de Mitra, el recorrido se va empinando con dureza por la calle San Felipe. Al terminar la dichosa cuesta tenemos de la Vega de Carmona a la derecha y ya se ve al fondo el Parador de Pedro I. Que aquí en Carmona conocemos como el Justiciero y no el Cruel, pero eso es otra historia. A partir de aquí el recorrido se hace más liviano y comenzamos a gozar del casco antiguo de Carmona. Plaza San José, Sta María, calle Vendederas y seguimos bajando por la Plaza de Arriba y la calle Prim. Con eso nos topamos de nuevo con la Puerta de Sevilla y emprendemos el tramo final el recorrido. Cuando nos acercamos de nuevo a la Feria nos va faltando el aliento, pero llevas la sonrisa en la cara, sabiendo que el esfuerzo ha merecido la pena. Unos llegaron antes otros después, había gente también fuera de la carrera como Alicia, Manu, Daniela animando o Isabel (que sacrificó el participar por estar con los chavales). La carrera de Carmona se está convertido en una cita, junto con la Nocturna del Guadalquivir, ineludible para el Club. Donde nuestros chavales además de disfrutar del ambiente y la competición, conocen un alternativa distinta para su tiempo libre y aprenden los valores del deporte. En fin una gran fiesta, en la que me sentí parte de una gran familia. El año que viene repetimos.
Pd. Los que disfrutamos del 3º y 4º tiempo tuvimos cervezas y concierto de rock incluido.
*1 "Como el lucero luce en la aurora, así en Vandalia Carmona"

No hay comentarios:

Publicar un comentario